¡Dientes sanos, sonrisa feliz!

junio 6, 2011 at 2:33 am Deja un comentario

Like This! 

Los dientes son piezas fundamentales en nuestras vidas, cumplen un papel importante al momento de alimentarnos, de emitir los sonidos que forman el habla (fonética) y por supuesto con un valor importante a nivel estético. Estos pequeños órganos anatómicos requieren un cuidado especial incluso desde antes de la aparición del primero, como padres tenemos un compromiso con nuestros hijos para asegurarles una salud dental ideal.

La higiene bucal depende de 2  factores de gran importancia: un correcto y constante cepillado dental y una alimentación balanceada.

El contacto de los niños con azúcares comienza desde el momento en que reciben su primer alimento, ya que tanto la leche materna como la artificial las contienen, por tanto tener una higiene bucal en los pequeñines es esencial, se recomienda el uso de una gasa con agua tibia para asear sus encías y lengua periódicamente.

Se estima que el primer diente comienza a aparecer a partir del tercer mes de edad, pero no es sino hasta el año aproximadamente cuando pasemos del aseo con gasa al uso de un cepillo de dientes suave con un poco de crema dental sin flúor. Es necesario además cepillar la lengua, ya que en ella también se encuentran restos microscópicos de comida que servirían para la proliferación de bacterias.

Como padres debemos crear en nuestros hijos el hábito del cepillado desde muy pequeños 3 veces al día o después de cada comida siempre con nuestro apoyo y supervisión para comprobar la efectividad de la limpieza.

La pasta dental con fluoruro, no debe utilizarse sino hasta los 2 años de edad, a menos que sea recomendado por el dentista. El enjuague bucal con flúor se recomienda  a partir del sexto año y el hilo dental lo podemos usar tan pronto que dos dientes comiencen a tocarse.

El tetero o biberón será un gran acompañante de tu hijo durante los primeros años de vida, por tanto es aconsejable que eviten un contacto prolongado de los dientes con su tetina (no más de 15-20 minutos por toma). También  debemos evitar la toma de teteros por la noche antes de dormir o a la hora de la siesta.

Cuando ya comienzan a ingerir alimentos sólidos, la comida y la merienda de los niños deben incluir alimentos variados y de los grupos alimenticios básicos, como frutas y vegetales; granos, incluyendo pan y cereal; leche y productos lácteos y carne, nueces y semillas. 

Un niño genera ácidos dañinos en su boca cada vez que come dulces. Los ácidos continúan afectando a sus dientes durante 20 minutos, por tanto, mientras más dulces coman durante el día, más a menudo proveen de alimento a las bacterias que causan la caries dental. Si vas a dar un dulce a tu hijo, es mejor hacerlo después de una comida. Pero no olvides que después  debe cepillarse los dientes.

De nosotros, como padres, dependerá la buena salud bucal de nuestros hijos, sus lindas y sanas sonrisas serán nuestra hermosa retribución.

Anuncios

Entry filed under: Uncategorized.

Escogiendo la guardería ideal Para la sana sonrisa de nuestros hijos debemos recordar que:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Síguenos en twitter:

@PocholinBaby

Estadísticas del Blog

  • 5,660 Visitas

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 83 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: