…Y comienza la ablactación

julio 26, 2011 at 2:55 am Deja un comentario

Siempre se ha hablado de todos los beneficios y ventajas amamantar a nuestros hijos desde el momento de su nacimiento  y mientras más tiempo mejor, pero es inminente que llegue el momento de suministrarle otros alimentos iniciando el proceso de conocido como “ablactación”.

Cómo, cuándo y qué son las interrogantes más comunes en torno a la ablactación, esta semana, trataremos de responder a esas inquietudes para continuar de la mano en esta travesía de ser buenos padres.

La leche materna tiene propiedades que protegen contra enfermedades, aporta todos los nutrientes y cualidades inmunológicas  necesarias para el bebé, estos valores no prevalecen con el tiempo, sin embargo entre los 5 y 6 meses ya ese pequeñín necesita nutrientes que aportan otros alimentos, antes de este tiempo lo ideal es que su lactancia materna sea exclusiva.

Su primer alimento sólido será amarillo: Cuando de color se trata, este es el primero que se recomienda, se aconsejan aquellas verduras de dicho color como lo es el apio, la auyama, zanahoria, calabacín.

No en tetero: Hablamos de su necesidad de alimentos sólidos, dárselos en el tetero para que desde ya vaya familiarizándose con el alimento y así se controla y estudia mejor la reacción del bebé anta cada alimento y sus cantidades.

Una por una: Lo ideal es que se le proporcione un tipo de alimento por día para asegurarnos de que su cuerpo acepte positivamente este nuevo manjar.

Bienvenidas frutas: Luego que el bebé conoce y acepta las verduras se puede incorporar algunas frutas no ácidas como la manzana, pera, lechoza. Procura que igualmente no sea en tetero sino como puré o compota.

El agua también se hace presente: si bien cuando amamantabas de forma exclusiva no necesitabas darle agua, ahora con la ingesta de sólidos la hidratación debe ir de la mano.

Evita sobrealimentarlo: en principio sólo necesitará de unas pocas cucharadas las cuales irás aumentando muy poco a poco, no permitas que tu bebé se torne obeso, signo de problemas de salud.

Planifica la rutina: establece horarios para estos nuevos alimentos, estarás creando hábitos que facilitarán la recepción positiva de los alimentos por parte de tu hijo.

Ni condimentos ni endulzantes: La sal, azúcar u otros no son necesarios para ellos, pero sí  puedes añadirle unas gotas de aceite de oliva al puré para enriquecerlo. 

No elimines la leche materna, compleméntala. Incorporar nuevos alimentos permite liberar un poco la dependencia con la lactancia pero este proceso debe ser muy lento, recuerda que mientras más amamantes a tu bebe das un gran aporte a la salud futura de tu hijo. Paso a paso.

Todas nuestras recomendaciones deben estar acompañadas de la supervisión y aprobación de su pediatra.

Anuncios

Entry filed under: Bebés.

Cómo conciliar el sueño durante el embarazo Dándole la bienvenida a la dentición:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Síguenos en twitter:

Estadísticas del Blog

  • 5,682 Visitas

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 83 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: