¿Tiene mi bebé problemas ortopédicos?

octubre 15, 2011 at 12:20 am Deja un comentario

Son  muchas las razones y las preocupaciones que giran en torno a nuestros hijos y el desarrollo de sus extremidades y la forma correcta al caminar no escapa de la lista.

Muchos niños nacen con alguna malformación en los miembros inferiores, a causa de mala posición durante el embarazo, ya que el feto se encuentra completamente flexionado. Casi el 15% de los niños camina con los pies “hacia adentro” en la primera infancia, por desviaciones en el pie o la cadera que se produjeron en el embarazo; hoy en día se sabe que muchas de las desviaciones de pie se corrigen con el desarrollo de la postura y la caminata, sin requerir tratamiento alguno.

Los pies cumplen la función de soportar el peso del cuerpo e impulsarlo para andar, pero anticipar al bebé el uso de calzado o el intento de caminata, puede ocasionarle desviaciones del pie o la cadera en grados variables. Muchos bebés nacen con el pie plano, porque no se ha desarrollado el arco plantar, puesto que no han utilizado aún estos músculos; cuando empiezan a caminar, se desarrollan estos músculos y ligamentos con el ejercicio, formándose el arco del pie con normalidad entre los dos y cinco años de edad.

De la mano con el especialista:

El pediatra deberá monitorear el desarrollo del bebé, asegurarse que se cumplan todos los procesos y que el sistema motor se esté evolucionando correctamente. Las etapas comienzan desde el mismo nacimiento, donde los bebés intentan mantener su cabecita levantada, luego aprenden a pasar de estar boca arriba a estar boca abajo, comienzan a rodar,  aprenden a serpentear hacia atrás, reptan hacia adelante como iguanitas, posteriormente aprenden a sentarse, a gatear correctamente hasta que finalmente comienzan a buscar cualquier apoyo para tenerse en pie y comenzar a andar.

Como norma general es muy importante utilizar un calzado cómodo, flexible y sobre todo adecuado a cada edad siguiendo las indicaciones del pediatra y olvidándonos de la moda. Así, cuando un niño NO ANDA, lo mejor es que no lleve zapatos. Es bueno que los niños anden descalzos.

Cuando inicia el gateo es bueno utilizar zapatos amplios en la puntera y reforzados en dicha zona, ya que será la que más se utilice. Al comenzar a andar es bueno que la punta siga siendo amplia, zapatos manejables con suela adherentes y flexibles con tacón recto. Es importante vigilar que la talla sea la cor

recta y comprobar que exista distancia entre el pie y la puntera de un centímetro.

Oídos sordos a mitos como estos:

• Los defectos posturales en el recién nacido exigen tratamiento ortopédico inmediato.
• Un clic en la exploración de cadera indica luxación de la misma.
• El pie plano hay que tratarlo con plantillas desde muy pequeño.
• El pie plano se cura andando descalzo por la arena.
• Para las deformidades de piernas hay que utilizar prótesis nocturnas.
• Los dolores nocturnos de piernas son por el crecimiento.
• Las botas deben de ser de caña alta que sujeten mejor el pie.
• Los pies zambos sólo se corrigen con cirugía.
Por: Erika Orta
Anuncios

Entry filed under: Uncategorized.

La magia de la música en los niños ¡A jugar con agua!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Síguenos en twitter:

Estadísticas del Blog

  • 5,663 Visitas

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 83 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: