¿Tiene mi bebé problemas ortopédicos?

Son  muchas las razones y las preocupaciones que giran en torno a nuestros hijos y el desarrollo de sus extremidades y la forma correcta al caminar no escapa de la lista.

Muchos niños nacen con alguna malformación en los miembros inferiores, a causa de mala posición durante el embarazo, ya que el feto se encuentra completamente flexionado. Casi el 15% de los niños camina con los pies “hacia adentro” en la primera infancia, por desviaciones en el pie o la cadera que se produjeron en el embarazo; hoy en día se sabe que muchas de las desviaciones de pie se corrigen con el desarrollo de la postura y la caminata, sin requerir tratamiento alguno.

Los pies cumplen la función de soportar el peso del cuerpo e impulsarlo para andar, pero anticipar al bebé el uso de calzado o el intento de caminata, puede ocasionarle desviaciones del pie o la cadera en grados variables. Muchos bebés nacen con el pie plano, porque no se ha desarrollado el arco plantar, puesto que no han utilizado aún estos músculos; cuando empiezan a caminar, se desarrollan estos músculos y ligamentos con el ejercicio, formándose el arco del pie con normalidad entre los dos y cinco años de edad.

De la mano con el especialista:

El pediatra deberá monitorear el desarrollo del bebé, asegurarse que se cumplan todos los procesos y que el sistema motor se esté evolucionando correctamente. Las etapas comienzan desde el mismo nacimiento, donde los bebés intentan mantener su cabecita levantada, luego aprenden a pasar de estar boca arriba a estar boca abajo, comienzan a rodar,  aprenden a serpentear hacia atrás, reptan hacia adelante como iguanitas, posteriormente aprenden a sentarse, a gatear correctamente hasta que finalmente comienzan a buscar cualquier apoyo para tenerse en pie y comenzar a andar.

Como norma general es muy importante utilizar un calzado cómodo, flexible y sobre todo adecuado a cada edad siguiendo las indicaciones del pediatra y olvidándonos de la moda. Así, cuando un niño NO ANDA, lo mejor es que no lleve zapatos. Es bueno que los niños anden descalzos.

Cuando inicia el gateo es bueno utilizar zapatos amplios en la puntera y reforzados en dicha zona, ya que será la que más se utilice. Al comenzar a andar es bueno que la punta siga siendo amplia, zapatos manejables con suela adherentes y flexibles con tacón recto. Es importante vigilar que la talla sea la cor

recta y comprobar que exista distancia entre el pie y la puntera de un centímetro.

Oídos sordos a mitos como estos:

• Los defectos posturales en el recién nacido exigen tratamiento ortopédico inmediato.
• Un clic en la exploración de cadera indica luxación de la misma.
• El pie plano hay que tratarlo con plantillas desde muy pequeño.
• El pie plano se cura andando descalzo por la arena.
• Para las deformidades de piernas hay que utilizar prótesis nocturnas.
• Los dolores nocturnos de piernas son por el crecimiento.
• Las botas deben de ser de caña alta que sujeten mejor el pie.
• Los pies zambos sólo se corrigen con cirugía.
Por: Erika Orta
Anuncios

octubre 15, 2011 at 12:20 am Deja un comentario

La magia de la música en los niños

La música estimula de manera efectiva desde antes de nacer, acunamos a nuestros hijos cantándoles y muchos de nosotros le enseñamos muchas cosas improvisando canciones que le sirvan de aprendizaje favoreciendo su aprendizaje psíquico y físico, además de transmitirle el amor y la alegría que la melodía contiene. Actualmente se puede considerar que antes de caminar los niños aprenden a bailar.

La música ha adquirido el valor de un instrumento de comunicación masiva que llega y moviliza a todos por igual. En el caso de los niños ellos se divierten con ella. Se emocionan al ir experimentando emociones, sentimientos, gozando con los sonidos, que oyen y producen.  Es un lenguaje que permite que los niños se comuniquen con el interior de sus sensaciones, y a la vez entre ellos. 

 Pueden  hacer música, pueden expresar a través de su composiciones e improvisaciones, con sencillos materiales los sonidos que mejor comunique lo que sienten.

Beneficios de la música para nuestros hijos:

  • Incrementa el desarrollo intelectual, auditivo, sensorial, de habla y motriz.
  • En la primera etapa del sistema educativo ya el niño es capaz de integrarse en la sociedad y la música le ayuda a asumir el cuidado de sí mismo y del entorno, así como a ampliar su mundo de relaciones.
  • En su conducta social, los sonidos musicales ayudan al niño a convivir con sus compañeros así como a establecer una comunicación más armoniosa. Además de que a estas edades, la música y los ritmos les encantan, les dan seguridad emocional y confianza, pues las canciones infantiles les enseñan a compartir experiencias y conocimientos con otros niños.
  • Las canciones son un gran estímulo durante el periodo de alfabetización de los pequeños: pues las sílabas son rimadas y repetitivas, y van acompañadas de gestos que se hacen al cantar. De este modo el niño mejora su forma de hablar y de entender el significado de cada palabra. Lo mismo ocurre en el aprendizaje de nuevos idiomas.
  • Incrementa su capacidad de concentración y de aprendizaje matemático. Las composiciones y los ritmos responden a unos sistemas matemáticos, de este modo el ritmo les ayuda a interiorizar el conocimiento numérico abstracto.
  • También tiene su efecto en la movilidad y la psico motricidad de los pequeños. La música se ve estimulada la expresión corporal, pues pone en uso nuevos recursos al adaptar su movimiento corporal a los ritmos de diferentes obras, contribuyendo de esta forma a la potenciación del control rítmico de su cuerpo.

octubre 5, 2011 at 9:04 pm Deja un comentario

¡A clases por primera vez!

¡Ha llegado el gran día! Por primera vez nuestro pequeñín de aleja un poco del cuidado exclusivo para compartir con chicos contemporáneos y donde la educación será la clave dentro de este proceso. Las expectativas son muchas y las preocupaciones no se quedan atrás. 

Por primera vez nuestro pequeñín se enfrentará a un lugar desconocido y lleno de extraños, pasando de la calidez y seguridad de su casa a un mundo totalmente nuevo y nuestro apoyo es importante para que tanto ellos como nosotros podamos adaptarnos a todo lo que viene.

A continuación una serie de recomentaciones para hacer que nuestro bebé se sienta mejor y abandone los miedos naturales de este cambio:

  • Lo ideal es que lleves al niño a conocer previamente las instalaciones  a tu lado, que juntos conozcan todas las instalaciones mientras le explicas que en este nuevo lugar encontrará muchos amigos, aprenderá muchas cosas y realizará  actividades divertidas que disfrutará y maestras que le cuidarán.
  • Así como es difícil para ellos también lo es para nosotros porque nos dá miedo la expectativa de saber cómo se sentirá nuestro hijo allí, entonces es importante no mostrarnos angustiados. Aunque no lo parezca, nuestro hijo, por pequeño que sea, notará que algo ocurre y se pondrá nervioso.
  • Al despedirnos, no podemos detenernos si nuestro bebé llora. Si nuestro hijo ve que con un llanto nos puede retener, tendrá está misma actitud diariamente. Tenemos que despedirnos con naturalidad, diciéndole que después le recogeremos o simplemente demostrando que nos marchamos tranquilos y confiados.
  • Los días siguientes debemos mostrar la misma actitud tranquila del primer día. Es importante mantener una estrecha relación con la educadora. Le explicaremos todo aquello que ha cambiado en nuestro hijo, ya sean problemas de sueño, alimentación, conducta, etc., así como nuestras propias dudas y miedos. La maestra nos informará sobre los avances y dificultades de nuestro hijo y le ayudará desde la escuela a que se sienta feliz, en otras palabras: le ayudará a que se adapte.
  • Por mucho que retrasemos el inicio de la escolarización, no vamos a evitar que nuestro hijo (y nosotros) pase por este momento. El adaptarse a otros lugares y a otras personas es algo que, como seres humanos, tendremos que hacer en repetidas ocasiones durante toda nuestra vida y siempre tendrá que haber una primera vez aunque ésta sea la más dura.

Como padres no somos espectadores pasivos de este cambio tan importante para nuestro hijo. Nos preocupamos por su bienestar y desearíamos hacerle pasar por esta nueva experiencia de forma que no sufra. Ayudarle a acomodarse a la nueva situación es la clave para una buena adaptación.

Por: Erika Orta

septiembre 22, 2011 at 2:27 pm Deja un comentario

Se duplica la actividad: Mellizos

Tener un bebé implica una responsabilidad enorme, son muchas las obligaciones que adquirimos y muchas las cosas que debemos dejar a un lado para dedicarnos a ellos, cuando el nacimiento es doble todo aumenta.

Para el que lo experimenta es una experiencia sumamente emocionante, se requiere de mucho esfuerzo, dedicación ya que la demanda es mayor,  lo más recomendado en estos días es que cuenten con la colaboración y apoyo de familiares cercanos para que les permitan adaptarse al muevo y acelerado ritmo de vida.

 Preparación para el parto. Asistir a clases de preparación del parto con tiempo de antelación, no hacerlo en las últimas semanas porque la mayoría de los partos dobles de adelantan de su fecha. Procuren tener todo listo con antelación.

 Compartiendo responsabilidades. Lo más importante en toda relación debe ser la comunicación, cuando vienen gemelos es necesario llegar a un acuerdo desde el embarazo de cuáles serán las responsabilidades de cada uno, estar conscientes de que la vida les va a cambiar y que la relación parará por una prueba difícil y requieren de mucho amor, compresión y paciencia. En caso de contar con el apoyo de terceros también acordar sus responsabilidades las cuales se deberían enfocar en lo que requiera salidas, compras, diligencias, limpieza del hogar, entre otros.

Se recomienda también contactar y conversar con personas que  ya hayan pasado por una situación igual, padres con gemelos pueden contarles sus experiencias las cuales le ayudarán a prepararse aun más.

La doble alimentación: Aunque pensar en amamantar por partida doble  causa angustia y muchas dudas, no es tan difícil como crees, la cantidad de leche aumentará de acuerdo a la demanda de tus pequeñines. Sólo  necesitas encontrar el método que sea más cómodo y efectivo para los 3 . Al principio deberás tener paciencia ya que no será fácil, pero mejorarás con el correr de los días y con la práctica que adquirirás.

Lo ideal es en estos casos es amamantar a los dos bebés simultáneamente, uno en cada pecho. De esta forma si un bebé se despierta por la noche y despierta al otro, va a ser mucho más rápido el volverlos a dormir. Sin embargo no todas las mamás poseen esta suerte y deben amamantar de a uno a la vez. En estos casos se recomienda que tengas algunos biberones preparados, con leche que te hayas extraído y conservado adecuadamente. Además podrás pedir ayuda a tu pareja, para que le de el biberón a uno de ellos, mientras tu amamantas al otro. Recuerda siempre de turnar a tus bebés con el biberón, para que los dos tengan el placer de ser amamantados.

Atentos: Especialistas aseguran que hay ciertas cosas que se deben evitar  para que los niños crezcan sintiéndose seres individuales y únicos a modo de favorecer su autoestima:

  • Evite escoger nombres para los gemelos que rimen o suenen de manera parecida.
  • Evite vestir a los gemelos del mismo modo.
  • Evite referirse a ellos como “los gemelos” o “las gemelas”. Use sus nombres del mismo modo que lo haría con dos niños de edades diferentes. Esto les ayuda a aprender quiénes son.
  • No haga comparaciones entre los gemelos y no cree competencia entre ellos. Es natural que todos los hermanos se comparen entre sí y que compitan los unos con los otros. Ser gemelo, y ser constantemente comparado con su otro gemelo puede hacer que estos sentimientos empeoren. Es posible que usted considere ponerlos en clases separadas en el colegio.
 Atención y amor para todos: En casa todos son importantes, en caso de tener otros hijos no olvide hacer un escuerzo y dedicarle parte importante de su tiempo para hacerlo sentir amado al igual que a sus hermanos gemelos. Asimismo es importante darle a cada gemelo tiempo a solas con usted. Ellos necesitan saber que son importantes como individuos y no solo como gemelos. Haga un esfuerzo especial para hablar y leerle con frecuencia a cada uno. Esto puede ayudar con el retraso en el desarrollo del lenguaje que algunos gemelos tienen.

septiembre 13, 2011 at 7:12 pm Deja un comentario

El sobrepeso en los bebés, evítalo desde el embarazo

Nuestra sociedad actual sufre cada vez más riesgos de salud y está más expuesta a una alimentación inestable y poco nutritiva que lleva a sufrir diversas enfermedades, entre ellas la obesidad.

El cuidado que tenemos que ofrecer como padres a nuestros pequeñines viene desde antes de su nacimiento, desde el embarazo debemos adecuar nuestra alimentación de la forma más sana y controlada ya para que todo lo que absorba esa pequeña semillita sea positivo para su sano desarrollo.

La falta de este cuidado conlleva a que las madres padezcan mayor sobrepeso durante el embarazo y que cada vez más desarrollen diabetes durante la gestación dándole paso al desarrollo de bebés cada vez más grandes para su edad gestacional al momento del parto.

Según Wikipedia: “La obesidad es la enfermedad crónica de origen multifactorial que se caracteriza por acumulación excesiva de grasa o hipertrofia general del tejido adiposo en el cuerpo; es decir cuando la reserva natural de energía de los humanos y otros mamíferos, almacenada en forma de grasa corporal se incrementa hasta un punto donde está asociada con numerosas complicaciones como ciertas condiciones de salud o enfermedades y un incremento de la mortalidad.”

Está comprobado a través de estudios  que si ambos padres son obesos, las probabilidades de que su hijo lo sea, son de 69 a 80%. Cuando sólo uno es obeso de 41 a 50%, y sin ninguno de los dos lo es, el riesgo será del 9%.

Lo primordial que debemos tomar siempre presente es que un bebé gordito no es un bebé sano, muchos le damos poca importancia cuando tenemos un hijo gordito porque mantenemos la errada creencia de que la gordura desaparecerá cuando el niño crezca.

La edad de aparición de la obesidad infantil, en  casi  la mitad de los casos, es antes de los dos años. Entre las consecuencias que la obesidad genera a futuro y por las cuales los debemos evitar a toda costa son las enfermedades cardiovasculares,  diabetes,  hipertensión, hipercolesterinemia, enfermedades del comer o inadaptación social.

La lactancia artificial es un factor de riesgo de obesidad, debido al mayor aporte de proteínas y micronutrientes que contiene y a demás es más fácil sobrealimentar a un niño a través del tetero.

La lactancia materna ejerce una función de protección contra la obesidad infantil y, a mayor duración del amamantamiento, menor el riesgo de obesidad. Entre los mecanismos biológicos que influyen en la función protectora de la lactancia materna contra de la obesidad se encuentran la composición única de la leche, la succión y las respuestas metabólicas y fisiológicas a la leche materna.

 La clave está en educar a los padres con respecto a una correcta alimentación para sus bebés. Algunos creen que darles mucho de comer es beneficioso cuando lo que están provocando es una tendencia a la obesidad.

 Lo importante es la calidad y no la cantidad.

Cuando el niño empiece a comer, se recomienda introducir una dieta sana y balanceada que incluya: frutas, verduras, legumbres, pescados y lácteos principalmente.

 Se puede prevenir con la colaboración de los pediatras y nutricionistas. Y es fundamental conocer los hábitos alimentarios de los padres. Si son inadecuados, la intervención sobre la familia es el único medio para mejorar la dieta del bebé.

Por: Erika Orta

agosto 29, 2011 at 6:30 pm Deja un comentario

Viviendo la paternidad al máximo: Síndrome de Courvade

¿Alguna vez has escuchado o presenciado a algún futuro padre experimentado los síntomas de una mujer embarazada? Pues esta experiencia la viven muchos padres y es conocida como Síndrome de Courvade.

Este síndrome le ocurre aproximadamente al 30% de los hombres  y es casi exclusivo de los papás primerizos, lo que no es casual, ya que por tratarse de una experiencia totalmente nueva, hay mucha expectativa.

El síndrome de Couvade es un síndrome que se manifiesta en el hombre a través de la aparición de los síntomas del embarazo que resultan propios de la mujer. Se trata de un síndrome que puede aparecer en los hombres a partir del tercer mes o en los días previos al parto. El término proviene de la palabra francesa “couver” que significa criar o incubar. Uno de cada cuatro hombres suelen consultar al médico por padecer estos síntomas y lo sufre, aproximadamente, el 30% de los padres.   

Los síntomas que se pueden presentar son: cambios de humor, mareos, vómitos, antojos, aumento de peso,  agotamiento,  presión arterial baja, calambres en las piernas,  dolores abdominales similares a las contracciones uterinas.

 Este síndrome  se puede presentar en los padres en el tercer mes de gestación o en la fecha cercana al parto, en la mayoría de los casos cuando los padres tienen dichos síntomas las madres no los padecen

No se tiene un estudio completo acerca de por qué se producen estos síntomas. Se han estudiado causas psicológicas y causas biológicas. En el plano psicológico se ha observado que este síndrome se presenta más en las parejas que esperan con mayor ansiedad a su bebé, ya sea porque han tenido una historia de pérdidas o porque ha tenido dificultad en lograr el embarazo.

En el plano biológico se acepta la posibilidad de que la mujer a través de la respiración elimine mediadores hormonales que sean percibidos por el varón. Se sabe también que el padre sufre cambios hormonales paralelos a los cambios hormonales que sufre la mujer embarazada, con lo cual el hombre puede también tener síntomas de embarazo como: náuseas, vómitos, antojos, cansancio, presión arterial baja, cambios de humor, aumento de peso, calambres en las piernas y hasta dolores abdominales semejantes a las contracciones, entre otros. Debido a estos cambios hormonales los hombres producen niveles más bajos de testosterona y mayores de estradiol y prolactina. La testosterona es la hormona de la competitividad y deseo sexual. El estradiol es una hormona femenina. Así que con este cambio hormonal, se genera un comportamiento más estable, más comprensivo y menos sexual.

Lo más importante de esta situación es prepararse con conocimiento del teme para afrontarlo con amor y conciencia, la comunicación es la herramienta fundamental para un proceso d embarazo próspero y positivo, permitan que esta situación los una y compenetre.

Por: Erika Orta

agosto 24, 2011 at 8:39 pm Deja un comentario

Estimulando su llegada al mundo de las palabras

Esta travesía por ser buenos padres nos lleva a disfrutar de cada momento, aprendiendo a lidiar con cada cambio para el crecimiento sano y feliz de quienes nos llenan la existencia: nuestros hijos. Sus primeras palabras son una de las etapas que más nos emocionan y llenan de orgullo, sobre este tema tenemos muchas cosas que conocer y tener en cuenta y en esta publicación te ofreceremos más detalles:

El ritmo de aprendizaje siempre es distinto en cada bebé, esta evolución la podrás percibir según su lenguaje receptivo que representa lo que entienden de lo que se les dice, notarás que se vuelve hacia ti cuando dices su nombre y cuando notas que comprende cuando te refieres a otras personas como papá, hermano, mamá o cosas como el tete o algún juguete.

Esta etapa va seguida de la del balbuceo que ocurre aproximadamente a los 8 meses y es cuando comienzan a pronuncias vocales y sílabas de forma repetida, en este caso es cuando aparece el famoso pa-pa-pa o el ma-ma-ma que tan felices nos hace la cual poco a poco va tornando forma y se conoce como su ¡primera palabra! Ya a los 10 meses, la mayoría de los niños comprenden entre 5 y 10 palabras. Solo ¼ de ellos llegan a las 40 palabras!

Algunos pequeñines dicen sus primeras palabras antes de cumplir el año pero son muchos los que no pronuncian nada comprensible antes de los 13 meses. Siempre y cuando tu bebé parezca entender lo que le dices, lo más probable es que su lenguaje oral se desarrolle normalmente.

Para estimularlo, lo mejor es hablarle mucho desde su nacimiento, explicarle todo cuanto ocurre a su alrededor, en especial en momentos que son significativos o placenteros para él, como al alimentarlo, cambiarlo o bañarlo.

Emplea para él un lenguaje sencillo y específico, aunque al principio no sea muy comprendido, nuestros hijos están preparados para aprender rápidamente y lo harán. Este intercambio, le indica que es aceptado en las conversaciones, que puede unirse a los que hablan y ser escuchado y comprendido

 La mayoría de los bebés que tienen hermanos mayores comienzan a hablar antes que los que son hijos únicos.

  • De los 12 a los 18 meses se presenta la etapa de una palabra (u holofrásica). Cada palabra constituye una frase por sí misma.
  •  A los 12 meses, la mayoría de los bebés pueden producir 3 o 4 palabras, y comprender entre 30 y 40. Sin embargo, hay niños que comprenden e incluso usan hasta 80.
  •  A los 14 meses, el número de palabras comprendidas oscila entre 50 y 100.
  • A los 18 meses, la mayoría de los niños puede producir 25-50 palabras por sí mismos, y comprender cientos de ellas.
  • Entre los 18 y 24 meses (aproximadamente), vemos el comienzo de frases de dos palabras, y del habla telegráfica.
  • Después de los 24 meses, los niños comienzan a usar construcciones gramaticales de varios tipos: participios usados como verbos, preposiciones, plurales, verbos en forma pasada irregular, posesivos.
  • Los niños de tres años pueden hablar en frases de cuatro palabras y pueden usar 1000 palabras.
  • Con cuatro años, son grandes preguntones, y comienzan a usar muchas palabras del tipo de donde, qué, quién, por qué, cuando (aprendidas en ese orden). Pueden manejar frases de cinco palabras, y pueden tener un vocabulario de 1500 palabras.
  • Los niños de cinco años usan frases de seis palabras (con oraciones, no menos), y usan al menos 2000 palabras. Los de seis años usan hasta 6000 palabras. Y los adultos pueden usar hasta 25.000 palabras y reconocer hasta 50.0000.

Cuanto más le estimules y le hables, mayores deseos tendrá de comunicarse contigo con palabras

Por: Erika Orta

agosto 17, 2011 at 2:06 am Deja un comentario

Entradas antiguas Entradas recientes


Síguenos en twitter:

Estadísticas del Blog

  • 5,672 Visitas

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 83 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: